Turismo de Compras
 

En terminos económicos en el ámbito de las ciudades, el turismo es uno de los elementos fundamentales, que contribuye a la generación de ingresos  y a la creación y mantenimiento de empleo, las previsiones a nivel mundial es que junto a las telecomunicaciones y las tecnologías de la información, el turismo será uno de los principales sectores de actividad económica en el siglo XXI.


A nivel mundial el turismo representa algo más del 11 % del Producto Interior Bruto y en el caso de España, que es el segundo destino turistico despues de Francia, el turismo representan también algo más de ese 11 % del PIB.


La planificación prevista para el año 2020 (Tourism: 2020 Vision "World Tourism Organisation, 1997") es que 1,6 billones de turistas visitarán paises extranjeros, gastando un total de 2 Trillones de dolares por año


El turismo en los últimos años viene sufriendo una transformación, que sufren los destinos y toda la oferta que lleva consigo, y que viene determinado por un cambio en los hábitos, necesidades y nuevas expectativas que espera encontrar en sus destinos turísticos el nuevo turista.


La sociedad va cambiando, las bases económicas, la estructura productiva, los conceptos de servicio, la demanda y las expectativas de los turistas lo hacen al mismo ritmo que lo hace la sociedad y por lo tanto a este ritmo y a estas expectativas debe adecuarse también la oferta turística.


El turista busca experiencias nuevas y diferentes en sus viajes, optando por una opción turistica u otra en función de lo que busca y de la oferta que cree que mejor se adapta a lo que necesita.


El turismo se ha convertido en un bien de experiencia, el cual es necesario consumirlo para poder evaluarlo, por lo cual la orientación turística de una ciudad es algo más que una especialización sectorial productiva y debe convertirse en un foco de atención por parte de la planificación territorial urbana.


En este nuevo contexto, hay 2 factores que van a determinar en gran medida el verdadero éxito de una opción turística, uno es que el destino turístico este claramente focalizado, es decir, que pueda ser identificado con aquellos atributos que hemos decidido que son por los que queremos ser reconocidos y el segundo aspecto es que el destino este bien identificado y posicionado en buscadores de internet, y es que no podemos olvidar que hoy la elección de un destino u otro esta tan solo a un click de distancia en una pequeña pantalla de quince pulgadas.


Y es que el nuevo turista, el turista emergente es una persona más sofisticada, mejor informada, más educada, con más experiencia en viajes y que por consiguiente demanda más y mejores servicios.


 

TURISMO DE COMPRAS


Descubrir nuevos lugares, aprender de nuevas culturas, mezclarse con gente diferente, probar comidas exóticas, aprender nuevos idiomas, todo ello son suficiente motivo como para que algunas personas viajen. Pero las compras también lo son.


El turismo de compras, es aquel cuya principal motivación es comprar, conseguir buenos precios, productos exclusivos o únicos, productos artisticos, tecnologicos, culinarios y de moda, basta con que esos productos no se encuentren en el lugar de origen del visitante o bien que el precio sea sensiblemente mucho más bajo. 


El portal Easyviajar.com, realizó un estudio para identificar los 10 principales destinos turisticos que el turismo español prefiere a la hora de comprar y las ciudades elegidas son Madrid, Barcelona, Valencia en España y Nueva York, Londres, París, Amsterdam, Roma, Berlín y Mónaco, a nivel internacional, según Pablo Szefner, director para España del portal “esta modalidad de compras está ya muy extendida y, a diferencia de lo que se puede creer, no se trata de una moda pasajera, aunque cambien los destinos no lo hará el concepto”.


Y ¿Cuales son los sitios que elige el turista entre sus preferencias?


En Londres: Harrods, Fortnum y Mayson y las calles comerciales Oxford Street y el Soho.


En París: Lafayette, Printemps y Colette, la Rue des Francs-Bourgeois y la Avenue Montaigne. 


En Nueva York: Macey’s y Bloomingdales, la Quinta Avenida y barrios comoVillage, Soho y Chelsea.


En Amsterdam: De Bijerkorf y PC Hooftstraat.


En Berlín: La calle Kufurstendam y el centro comercial Hackerscher Markt.


En Roma: La vía del Condotti, la vía del Corso y la Piazza di Spagna.


En Mónaco: La plaza del Casino de Montecarlo.


En Madrid: El mercado de Fuencarral, el barrio de Salamanca y las tiendas de la Gran Vía.


En Barcelona: El paseo de Gracia, el Portal del Ángel y el Born.


En Valencia: Las calles Marqués de Dos Aguas y Poeta Querol, el mercado de Colón y la plaza del Patriarca.